Jhen-Los desolladores

Jhen-Los desolladores
En principio Jacques Martin se inspira en un suceso dramático ocurrido al final de la Guerra de los Cien Años. Al retirarse gradualmente de un conflicto casi terminado, los reyes de Francia e Inglaterra se iban deshaciendo de algunos de sus mercenarios. Compañías enteras de soldados se encontraron sin recursos y se convirtieron en hordas de saqueadores que asolaban la campiña francesa. Ante la crueldad de estos guerreros la historia les ha dado el nombre de desolladores, describiendo de forma realista Jacques Martin el comportamiento de estas bandas de sangrientos soldados.

corcheurscorchs

De este modo Jhen se ve requerido por un señor (feudal) que desea fortalecer las murallas de su ciudad. Pronto la ciudad se ve rodeada por un ejército de desolladores y la aventura se convierte en la historia de un asedio militar a través de una serie de ataques que continuarán durante varias semanas. La historia tiene por momentos un carácter didáctico. Esto permite a Jean Pleyers dibujar con su minuciosidad acostumbrada las murallas, el despliegue de soldados y las catapultas que nublan el cielo con sus proyectiles.

corcheurssige

Como acostumbra, Jean Pleyers multiplica los detalles de decorados y vestuario. Algunas viñetas podrían parecer sobrecargadas pero la sofisticación del diseño no quita legibilidad. El avance de un ejército por un camino adquiere de este modo el tamaño y la categoría de una pintura.

corcheursdcors

Lejos de contentarse dibujando bellas imágenes, el dúo Martin-Pleyers también juega con la puesta en escena. Los autores exploran las posibilidades del noveno arte y crean varias secuencias audaces. Por ejemplo, la noche del asalto a las murallas se describe por medio de una serie de grandes viñetas estrechas que se extienden por toda la altura de la página y suponen un hito creativo.

corcheurscasesverticale

Una buena historia debe igualmente presentar unos personajes de peso y Jacques Martin crea para la ocasión algunos muy destacados. Los aliados son tan peligrosos como los enemigos y Conrad Tierstein, el terrible cabecilla de los desolladores, casi parece blando en comparación con el feroz Gilles de Rais. El Señor de la Méhargne, preboste real, se nos muestra todavía más ambiguo aunque su papel no es destacado. Para obtener un agradable efecto de contraste, el papel protagonista no es para los desolladores sino para un simple par de amantes. Ariana y Prefecto vivirán una breve y trágica historia de amor en medio de esta guerra; esta historia paralela aporta un toque de humanidad.

corcheurslovestory

Finalmente el asedio termina con la intervención de Gilles de Rais, quien viene al rescate de su arquitecto. Las barbaridades de Barba Azul vuelven a escena y Jhen descubre nuevas abominaciones contra las que se mantiene extrañamente impasible. No se rebelará hasta el siguiente álbum titulado Barba Azul… pero eso es otra historia.
Para mí este es el mejor álbum de la serie. Los desolladores son un intermedio en la larga y sombría saga de Gilles de Rais. Con Jacques Martin descubrimos un reino de Francia devastado al final de la Guerra de los Cien Años, y nos encontramos con un nada elegante medievo más sangriento de lo que podamos imaginar. Las costumbres de Gilles de Rais no eran en el fondo otra cosa que consecuencia de un tiempo en el que el condestable no tenía el monopolio de la ferocidad.

 

Escrito por Raymond del foro Lefranc, Alix, Jhen … et les autres. Traducción de Metamol.