El protagonismo colectivo (II)

Por otra parte, Palacios proyectaba una serie muy ambiciosa, pues pretendía abarcar desde la juventud del Cid (la serie comienza con la muerte del rey Ramiro I de Aragón en 1063 y un episodio ficticio acerca de un castillo en ruinas en algún lugar de Navarra) hasta el asesinato de Sancho II (por lo menos). Pero la serie solo llegó hasta la muerte de Fernando I de Castilla y solo ocupó 4 tomos. Pero por más personajes que se sumasen Sancho seguía siendo el protagonista.
Otros casos en los que sí se logró un protagonismo colectivo serían La patrulla de los castores, de Charlier y Mitacq, acerca de las aventuras de unos boy-scouts. Lo mismo sucede con La ribambelle (La pandilla) de Jean Roba, autor de Boule et Bill y colaborador de Franquin en algunos de Spirou.
No hay duda de que resulta difícil lograr el protagonismo colectivo y que siempre habrá un personaje que destaque más que los otros.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s