Comanche

Comanche es un cómic del oeste apasionante. Quien lee Comanche se introduce en la pelis de John Ford, como si John Wayne, Glen Ford o James Stewart apareciesen cabalgando en cualquier momento. Y como si una Natalie Wood (con genio) sacada de Centauros del desierto animase a un pistolero pelirrojo y a un viejo gruñón a levantar su rancho (Toby y Clem me parecen un simple añadido). Pero ni el genial Greg ni Hermann pueden evitar comparaciones con Blueberry, la serie más importante del western en el cómic. Pero por suerte, Comanche no ha caído en el olvido y el año pasado nos reencontramos con ella, Red Dust y todo Greenstone Falls en dos estupendos integrales de Planeta de Agostini.
Los dos integrales nos muestran la evolución del dibujo de Hermann, un tipo que trabajaba como carpintero y que un día empezó a dibujar cómics. En el primer álbum de la serie, Red Dust (titulado como el pistolero que es el verdadero protagonista de la historia), el dibujo es claramente malo, con varios errores. Pero el talento de Greg para los guiones hace que llegue a colocarse como una de las grandes narraciones del oeste (por lo menos así me lo parece a mí). Lo mismo sucede con Los lobos de Wyoming, El cielo rojo sobre Laramie y El desierto sin luz, en los que se nota la influencia del cine de Sergio Leone y Sam Peckinpah. Aquí Hermann ya es un dibujante consagrado, está en su salsa.
En el segundo integral de Comanche observo una segunda etapa en la evolución de la serie. Red Dust ya no parece el mismo a partir de Furia Rebelde y toma ese aire solitario de los pistoleros como Durango. Pero Greg acertó de nuevo al no enviarlo a México (como en todos los westers esa frontera inalcanzable, véase Dos hombres contra el oeste) sino al norte, cerca ya de Canadá. Es cierto que esta zona no aparece mucho en los westerns y es por ello que me pareció original y me encantaron El dedo del diablo y Los sheriffs. Sin embargo, el cansancio de Hermann es notable: valga el episodio de El cuerpo de Algernon Brown y sus gazapos (aunque ya en Y el diablo gritó de placer el dibujo es bastante pésimo). Un Hermann cansado que tiene ya sus ojos puestos en Las torres de Bois-Maury.
En realidad Hermann siguió teniendo muchos errores de dibujo tras Comanche: las proporciones, los rostros y las mujeres siempre fueron su tarea pendiente (o él prefiere pasar, que es más posible). Pero nadie dibujará nunca como él ese movimiento, esos fieros y despiadados forajidos, esos campos de Wyoming con sus vacas. Un western muy recomendable y un clásico del cómic europeo.

Anuncios

9 comentarios on “Comanche”

  1. Olrik dice:

    Estás muy trabajador Diego tras tu larga ausencia,¡bien!

    Me gusta más el primer integral, el segundo ya se me hace poco atractivo por el dibujo de Hermann que evoluciona hacia un estilo que no es de mi gusto (Jeremiah), de hecho me queda pendiente de leer “El cuerpo de Algernon Brown”. No obstante he disfrutado mucho con Comanche tanto como con Blueberry (aunque como dibujante prefiero Giraud, ya que Hermann tiene un estilo muy peculiar…)
    Sobre los integrales, decir que ese formato tan grande con esos colores tan vivos ayuda mucho en su lectura. Planeta se ha portado de lujo sacándolos a tan buen precio, que tomen nota los de Ponent Mon.

  2. dierex dice:

    Gracias, Pablo. Ya ves, teniendo tiempo voy a aprovechar, me he dicho…
    Totalmente de acuerdo contigo, Planeta se ha portado como nunca (no como en los integrales de Spirou de Franquin…). Este verano me he leído los dos primeros de Jeremiah y no me han gustado. Es un poco agobiante, uno no sabe si está en un western, en el futuro, en el desierto o dónde. Mazo de raro, en este caso Hermann no ha acertado conmigo… En Blueberry lo bueno es que tanto el guionista como el dibujante son muy buenos, algo que no pueden decir otras series.

    • Olrik dice:

      El argumento de Jeremiah es un poco en la línea de aquella película de Kevin Costner, que por otra parte me gustó bastante,” mensajero del futuro”. Supongo la inspiración la sacaron de este cómic ya que el film es muy posterior, tal y como ha sucedido en otras tantas ocasiones con otras tantas películas y cómics de forma no acreditada…

      • dierex dice:

        Es verdad, Mensajero del futuro. Mientras lo leía pensaba en esa peli, pero no recordaba cómo se titulaba. Los trajes son muy parecidos, es cierto.

  3. Pablo H. dice:

    Mensajero del futuro proviene de una novela corta de David Brin, “El cartero”, que luego creo que hizo más extensa para publicarla como novela sin más. Me suena, de memoria, que la primera versión recibió alguna distinción, tipo Nebula o premio Hugo, o al menos la nominación.

    Por cierto que disfruté una barbaridad los integrales de Comanche, excelentes incluido el precio.

    Y me gusta mucho Jeremiah, sobre todo los primeros álbumes. El primero es obra maestra absoluta, opino.

  4. dierex dice:

    Como dice Olrik, ya podrían aprender los de Ponent Mon, cuyos precios no bajan de los 48 € o más.

  5. Olrik dice:

    Hombre Pablo H por aquí que honor
    Pues habría que ver de que año es la novela y de que año es Jeremiah, y quién inspira a quién (que no lo sé) Saludos

  6. Olrik dice:

    Lo de Ponent Mont es escandaloso incluso Netcom2 ofrecerá cosas de colección a un precio muy asequible y lógico (Cori y Barelli) el que sabe, saba.

  7. dierex dice:

    Sobre lo que comentaba de Bernard Prince en el otro hilo, que lo traslado aquí, he consultado que en Francia han salido ya 3 integrales. Quiero pensar que tras haber publicado los 2 de Comanche y hacer lo mismo con Jeremiah, Planeta de Agostini se meterá de lleno con Bernard Prince en ediciones similares a Comanche (qué menos) y completar así a Hermann. Bueno, nos quedaría fuera Las torres de Bois-Maury, pero parece que Norma se embarcará en la aventura de editarlos en integrales: solo así se explica que hayan retirado ya en individuales los 10 primeros de la serie. Por mi parte solo tengo la pega de que ya tengo completo casi todo el 1º ciclo (que lo forman esos 10 primeros), salvo los números 1,3 y 4. La única solución es conseguirlos en librerías de viejo, material descatalogado, etc. En una de estas encontré el nº2, así que con un poco de suerte…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s