Jacques Martin ha vuelto

Orión nace en 1989 en plena madurez del dibujante Jacques Martin, que con Alix alcanza la consagración en el cómic Franco-Belga. El dibujante entra en conflicto con ediciones Casterman por desacuerdos comerciales y no quiere seguir publicando al galo-romano en según que condiciones. De esta manera surge este alter ego de “su más bello Alix” ambientando en la Grecia clásica y la guerra del Peloponeso, periodo de la historia preferido de Martin.
Publican hasta el momento cuatro álbumes en un dilatado periodo de tiempo (dos décadas nada menos). El primero, “El lago sagrado” (1990), el segundo, “El río Estigia” (1996) también dibujado por Martin, aunque finalizado en parte por Cristophe Simon colaborador suyo, dados los problemas de visión de aquel. Del tercero, se encarga ya Simon integramente, “El Faraón” (1998), y el cuarto ,”Los oráculos” (2011) por Marc Jailloux , que debuta espectacularmente en el universo Martin, todo un descubrimiento y destreza de talento. Tan bien lo hace, que el editor de Casterman lo pone al frente de la próxima aventura (por publicar) de Alix titulada “La última conquista” que es aún más increible puesto que toma fielmente como referencia el estilo gráfico del clásico y mítico “Las legiones perdidas”. Logra un parecido tal con el original, que hasta la propia viuda de Jacques Martin sorprende, ya que este tristemente fallece antes de ver acabado el proyecto.

“Los Oráculos”, se situa justo a continuación de “El lago sagrado” (1990), – el canto del Cisne del autor-, y supone un año de trabajo para terminarlo, Marc Jailloux se basa en un guión propio aunque con el beneplácito de Martin, que aprecia y anima al dibujante en todo momento. El mayor trabajo es la reconstrucción y documentación histórica, dar continuidad a un álbum en el que Jacques Martin está en plenas facultades gráficas no es tarea fácil. Jailloux subsana esta enorme responsabilidad para con el lector y el propio autor original, aplicándose con un nivel de auto-exigencia muy alto, el resultado salta a la vista. Marc Jailloux, un “enfant d´Alix”, ha asimilado dentro de su propio estilo actual y moderno el trazo clásico de los personajes de Martin, en lo que es su proyecto personal y no ha escatimado medios para ello. Ha encarado con valentía la propuesta trazada y la respuesta ha sido muy positiva. Aún a riesgo de inevitables comparaciones, Orion vuelve a brillar en el firmamento.

M.Jailloux consigue al igual que el padre de Alix, reinventar la antiguedad idealizada para hacernos soñar de nuevo con la belleza luminosa del mundo antiguo. Un álbum muy bien elaborado con una historia muy bien narrada, con personajes trabajados, y numerosas reminiscencias y guiños al universo Alix, todo muy, muy familiar. Jacques Martin ha vuelto de la mano de Marc Jailloux.

Enak-Jacques Martin

Enak-Jacques Martin

Panayotis-Marc Jailloux

Panayotis-Marc Jailloux


La Camarilla-Lefranc

En Setiembre, Netcom2 publica “La Camarilla”, el Lefranc número 12 con guión de Jacques Martin y dibujo de Gilles Chaillet, transcurre en la época de los años 90.

Trata sobre el campeonato del mundo automovilístico y la fórmula 1, el Gran Premio de Monza, y nos presenta, entre otros, al personaje de Don Barello, magnate del neumático y jefe de la camarilla, sociedad secreta italiana al estilo de la mafia pero en el mundo de las carreras. No es otro que Jacques Martin que presta su cara al malvado de esta aventura. Hay varios guiños de este tipo a Alix también.

 Otro Lefranc moderno más antes de pasarse al vintage, con un dibujo algo más pequeño de lo habitual en Gilles Chaillet, pero no por ello menos disfrutable en cuanto a línea clara se refiere. Un drama italiano al mejor estilo de “El Padrino”, donde las carreras están amañadas y quién no quiere perder, como el piloto protagonista, Yon Clare, se le aparta de la competición en plena carrera con una tecnología capaz de estropear y sabotear los motores de los ingenios mecánicos a distancia, para que su rival americano, Jim hall, gane en pos de intereses comerciales de firmas que pretenden sacar provecho económico. Ya está previsto quién gana o pierde antemano, quién no se ciñe a esta regla corre graves consecuencias, “pareciendo que tienen un accidente.”

Don Barello es Jacques Martin. Guiño a Alix, la columna y la rosa.

Don Barello es Jacques Martin. Guiño a Alix, la columna y la rosa.

Axel Borg aparece de nuevo bajo otra de sus numerosas personalidades siendo aquí la mano derecha de Don Barello, jefe de la camarilla. Hay un interesante acercamiento entre protagonistas.
La acción se desarrolla en las orillas del lago di Como, en el pintoresco pueblo de San Giovanni, Italia, en una orografía que Martin debía conocer al detalle por su aficción al esquí náutico, que refleja bien en algúnas viñetas de la historia. Los protagonistas se entremezclan con las gentes del pueblo dando lugar a situaciones de todo tipo, viéndose así turbada la tranquilidad de estos.

 Romance, traición, venganza, drama .. un poco de todo mezclado en una coctelera para darnos una historia entretenida con giros inesperados que mantiene el suspense y el interés hasta la última página. Fondos y escenarios excelentemente dibujados, al igual que todos los coches, bólidos, helicópteros y barcos de la época. Una historia de ídolos caídos con tintes poéticos, de gente de alta sociedad y delincuentes de guante blanco, donde nada es lo que parece y donde Lefranc es mero espectador de todos los hechos….