El secreto del Espadón – 3ª parte


El secreto del Espadón es mucho más de lo que le concede tanto sesudo censor para el que es poco menos que arqueología tebeística en el marco de una obra fallida.
Nada nuevo bajo el Sol; los autores emblemáticos de línea clara han sido habitualmente zurrados y vapuleados con variados argumentos y la mezquindad por denominador común. Un vistazo a esto sirve para evidenciar mi aseveración y ayuda a descubrir lo siniestro que alguno puede llegar a ser cuando decide quitarse la careta.
En el caso de Jacobs la somanta cae por varios frentes porque a los normalmente descontextualizados y sesgados argumentos de condición sociopolítica ha habido que unir ataques en los que se pretendía ningunear su valor en base a comparaciones precisamente con Tintín o a ocultos cánones de la historieta que, por lo visto, nos cuentan que lo que hacía el señor Jacobs no era de recibo.

Tanta idea preconcebida embutida conceptos generales de raíz maniquea cansa y, sobre todo, ya no cuela. Leed y disfrutad, amigos eruditos, y olvidaos un rato de etiquetas, corsés y, sobre todo, de pensar y opinar lo que creeis que los demás están esperando que penseis y opineis.
Si os veis capaces de conseguirlo, El secreto del Espadón es una obra muy apropiada para que empeceis a disfrutar con los tebeos.

Anuncios


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s