Spirou ardilla 13 – mitiquísimo

A finales de los años 70 una publicación revolucionó el concepto que muchos críos de entonces teníamos sobre el tebeo.  Se llamaba Spirou ardilla y nos mostraba semana a semana las creaciones de autores desconocidos con los que nos apasionábamos y disfrutábamos como nunca. Era otro mundo.

Tiempo habrá para hablar de forma global sobre esta y otras revistas similares que es sus (normalmente cortas) trayectorias aportaron frescura y enormes dosis de calidad al panorama tebeístico español de los 60, 70 y 80.

Hoy me voy a centrar en un número concreto de tan recordada revista, únicamente en su número 13.

¿Y qué es lo que tenía de extraordinario precisamente esa entrega? os preguntareis.

Pues algo muy sencillo y a la vez paradójico: Fue el primer número al que asomó la nariz en una de sus aventuras el personaje que daba nombre a la revista… y ¡De qué manera!

La lectura de esas ocho primeras páginas de Z como Zorglub quedarán grabadas en mi memoria como el mejor momento de lectura que he tenido en mi vida. Todo lo que aparece en ellas, hasta que el inoportuno continuará nos deja a un atontado Fantasio víctima de un secuestro en un coche sin conductor, forma parte de la categoría especial de recuerdos mágicos en alguna parte de mi cerebro.

Si Spirou ardilla era otro (tebeístico) mundo aquellas páginas dibujadas por Franquin eran su Valhalla.

Las sucesivas relecturas de Z como Zorglub me han permitido seguir disfrutando de una obra gloriosa pero esas sensaciones y esos momentos de mi infancia son simplemente irrepetibles.

Anuncios

3 comentarios on “Spirou ardilla 13 – mitiquísimo”

  1. tornasol dice:

    Comparto esa fascinación por el núemro 13 de Spirou ardilla. A diferencia de amigoos nuestros que ya conocían Spirou de cuando se publicaba en Jaimes Libros, para mí fue la revleación de todo un mundo, el del genial Franquin. Enhorabuena por el blog y un abrazo!

    • metamol dice:

      Muchas gracias!! 🙂
      Recuerdo, como dices, cartas en Spirou ardilla que hablaban de Strong y otras publicaciones anteriores de los personajes de Dupuis, pero para mí eran absolutamente nuevos todos.
      A pesar de no publicar a Spirou desde el principio en su corta vida Spirou ardilla nos ofreció unas aventuras gloriosas. Después de Z como Zorglub, vendría El hombre de Z (mal traducido el título, por cierto), Los hombres burbuja y Las miniaturas.
      Esta última, por cierto, no publicada en los álbumes de Grijalbo.

  2. Chesus dice:

    Mi caso es diferente. Unos años antes de que apareciera Spirou Ardilla en nuestro querido país, había conocido (gracias a mi hermanito mayor) la revista original. Afortunadamente, con algún retraso, llegaba hasta mi ciudad, y la podíamos ir comprando regularmente. Así que, imaginaos mi alegría al ver aparecer su versión hispana.
    La primera aventura que pude leer de Spirou y Fantasio fue Spirou y los Hombres Burbuja, y juraría que debió ser en las páginas de Strong, pero esto no lo puedo asegurar al 100%. Eso sí, las sensaciones al descubrirlo, eso no lo pudo olvidar. 🙂


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s